Néstor Astete

Néstor Astete

Director del Centro de Excelencia en Gestión - CEG

Buscando significado “comunidad” en Google, obtuve sinónimos como colectividad, sociedad, congregación, corporación…sus miembros tienen “algo en común” y además para que una comunidad funcione, sus miembros deben sentirse identificados y tener un sentido de pertenencia hacia ella, deben compartir intereses, con perspectivas comunes, vinculados entre si a través de costumbres y valores. Esto es la cultura de la comunidad, es la cultura de una empresa. La gestión empresarial usa o puede usar los mismos fundamentos de la gestión de una comunidad, para la gestión de las personas miembros o colaboradores.

El CEO o Gerente General invoca al personal el trabajo en equipo (comunidades), buscar sinergias entre todos, ambientes colaborativos, cultura innovadora, fuerte comunicación interna, etc. El desafío es estar convencido y convencer a todos, que los colaboradores son una comunidad de personas y no distintos grupos de personas estructuradas en un organigrama gerencial.

Pretendo convencer de las ventajas de gestionar las personas de una empresa “consistente” como una comunidad de personas. Hoy que todo cambió o casi todo, se habla de la “empresa consistente” (1), para describir como enfocar la gestión de la empresa en las personas. Me parece un concepto muy adecuado y vigente. Va más allá de “Employee Experience”.

El “nuevo management” plantea la creación de empresas que busquen los beneficios corporativos, el crecimiento de los trabajadores y la mejora de la sociedad.

“Una empresa es un ecosistema complejo y frágil. Las empresas no son simplemente un lugar donde ir a trabajar. No son solamente una cadencia de vender-producir-cobrar. No todas, pero algunas empresas son mucho más que eso. Hay empresas que se reconocen en un porqué, en un propósito que va más allá de una cuenta de resultados” (1).

Una estrategia consistente es aquella que liga las ideas empresariales con el talento de los empleados. Algunas de las características de una “empresa consistente” son:

  • Lograr Agilidad organizacional– La estrategia de una empresa debe ser rápida, sin estructuras tradicionales, con menos jerarquías y no actuar de manera inercial.
  • Desarrollar Liderazgos– Los líderes consistentes combinan humildad, motivan a sus trabajadores y sirven a los demás.
  • Combinar Valor corporativo y valor social– No puede haber empresas exitosas con sociedades en crisis, porque las organizaciones serán más rentables si existen sociedades más sanas.
  • Gestionar Comunidades: Se debe apostar por los talentos (todos tenemos diferentes y complementarios), por las personas comprometidas, por crear espacios de trabajo donde la calidad humana motive a pertenecer a una empresa

“Los buenos jefes son esos que crean perímetros naturales donde las reglas básicas son el respeto y el aprendizaje. El respeto más allá de las jerarquías y el aprendizaje como sustento de relaciones cotidianas. De hecho, respetamos a los jefes de los que aprendemos” (1).

La cultura de una empresa “consistente” se basa en el trabajo en comunidades y en la disposición a la innovación. Tener una empresa y aprender a liderarla es no detenerse, no cansarse de la organización ni de sí mismo, no bajar los brazos ni perder el ánimo ante los tiempos críticos. Es mantener los valores y la fuerza fundacional para adaptarse a las transformaciones. Una cultura empresarial exitosa se sustenta en la innovación.

La innovación organizacional implica crear nuevos negocios tomando en cuenta las capacidades y talentos de las personas.

“La innovación no consiste en describir detalladamente oportunidades, consiste en explorar, probar, fracasar, aprender del fracaso y acertar” (1)

Un buen jefe es aquel que no desmotiva a las personas talentosas, las hace crecer y sabe gestionar la falta de talento.

El cambio empresarial se dirige con capacidad de adaptación, una dinámica flexible y poniendo en el centro a las personas.

“Es comprometerse con el cambio, donde el presente y el futuro se combinan. Se logran resultados hoy y se explora para introducir las innovaciones futuras. El éxito requiere personas dispuestas al aprendizaje y capacitarse desde la experiencia” (1)

La competitividad organizacional exitosa requiere construir la comunidad en la empresa con liderazgo consistente, capacidad de transformarse e innovar permanentemente. Estos tres pilares son necesarios e interdependientes, cada empresa ira descubriendo su propia “receta”, combinando estos tres “ingredientes” en la medida correcta. Trabajar en los tres es impostergable.

Agosto 2022

(1) “Crecer haciendo crecer” El Secreto de las empresas consistente, de Xavier Marcet

Creative commons photo created by rawpixel.com – www.freepik.com

Entradas recomendadas